La Liga puntero en ciencias

Publicado en La Nación el 23 febrero, 2004
Categoría: Educación
Etiquetas: , , , ,

Lo que se denomina posicionamiento de una marca o nombre comercial, es la relación en la cual esa marca o nombre se ubican con respecto a otros conocimientos que la persona tiene. Los aviones se llaman así, por unas aves. Si alguien le quiere explicar a su abuelo lo que es un lector de discos compactos le dirá que es como un tocadiscos pero sin aguja, porque el conocimiento al cual el abuelo puede hacer referencia es al del conocido tocadiscos de su juventud. Le diría también que chatear es como escribirse cartas pero con un cartero de velocidad infinita.

Una marca o nombre comercial pueden tener dificultades para extenderse a otros productos. A nadie de le ocurriría crear un nuevo whiskey y ponerle como marca o nombre comercial Listerine. Nuestra mente tiene registradas algunas marcas y las tiene profundamente asociadas con determinados productos. Cuando se propone la misma marca para un producto que no va con la asociación establecida, algo cruje en nuestra mente. La marca es una información. Más bien, un conocimiento que se ha establecido después de años de experiencia o de millones de dólares en publicidad. Es posible encontrar personas que no sepan que Champagne, Cognac, Jerez denominan espacios geográficos en Europa, antes de denominar a los correspondientes licores.

Pero algunas marcas o nombres comerciales tienen la capacidad de cubrir productos muy diversos. Por eso nos parece que tienen sentido las noticias que hemos visto en la prensa sobre la posibilidad de que el club de football Saprissa comercialice productos refrescantes, alimenticios y de otra índole. No olvidemos que Saprissa es el apellido de una familia de textileros y que antes de existir el club deportivo, existieron empresas industriales y comerciales denominadas con ese apellido. Por cierto, pocos saprissistas saben por qué su camiseta original fue de color morado.

Imaginemos todas las asociaciones mentales viables para esa marca: empecemos por artículos deportivos, extendámonos hacia productos de vestir, hacia productos alimenticios. Aquí surge una duda. Suena como más viable pensar en postres Saprissa que en frijoles Saprissa ¿Por qué será? Si establecemos una constelación de conceptos alrededor de ese nombre, podríamos pensar en los siguientes: esfuerzo, juventud, tiempo libre, competencia, éxito.Los helados o las galletas los podemos conectar con juventud o con tiempo libre. Los artículos deportivos con competencia, con éxito. Pero en cambio los frijoles o las salchichas, no se enganchan en ninguno de los conceptos señalados.

La idea de cubrir con un nombre deportivo, productos de otros campos, debe ser muy buena, puesto que produce en nosotros una exclamación interna de “Parece tan obvia. ¿Por qué no se me había ocurrido?”, lo cual, según Drucker en un libro sobre el tema, es una de las características de una buena innovación. Y puestos a dejar volar la imaginación, soñamos en los tres equipos que más campeonatos han ganado o que tienen grupos de seguidores más numerosos – Saprissa, la Liga y Herediano-tomando los conceptos asociados de juventud, esfuerzo, competencia,éxito, y extendiendo sus respectivas marcas a organizar unas ligas menores, pero no las consabidas de futbol, sino otras cuyos esfuerzos se dirigieran a mejorar el rendimiento estudiantil de niños y jóvenes, mediante salas de estudio, dotadas de recursos didácticos –desde libros hasta internet-, con tutores y mentores, reclutados entre voluntarios seguidores de la divisa respectiva. Sigamos soñando y pensemos en un campeonato anual, con eliminatorias y todo, en matemáticas, ciencia y español. Las banderas y la rivalidadsiguen moviendo la energía de las personas, como lo demuestran tanto la fidelidad de los aficionados como las barras problemáticas.Éste sería un intento porcanalizaresa energía en una dirección socialmente constructiva, favorable a la imagen de los clubes y fácilmente imaginable como lucrativa.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *