El FODA y lo que le falta

Publicado en La Nación el 1 septiembre, 2003
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , ,

Un día de estos hablaba de circunstancias, que son elementos que afectan a un asunto y que están alrededor de él y recordaba cuántas veces nos vemos tentados a hablar de circunstancias internas, para designar los elementos que están dentro de nosotros e influyen en nuestra acción,por ejemplo. Pero hablar de circunstancias internas es incurrir en una contradicción, porque si están alrededor no pueden estar dentro.Esto me llevó a aventurarme a utilizar el término introstancias como lo que está dentro. El cuento tiene su relación con un término que hoy se utiliza continuamente en las empresas y en muchos asuntos privados. Se trata del FODA, que es un acrónimo para significar lasfortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que entran en juego para hacer algo.

Piense que usted quiere organizar un programa para que los habitantes de su vecindario separenla basura en orgánica, papel, plástico, vidrio y metales, con el fin de reciclarla. En este caso podríamos denominar oportunidades por ejemplo a la conciencia que las personas tienen ahora sobre ese tema o a la existencia de una organización comunal que podría apoyarle. Son amenazas, por ejemplo la dificultad que tienen las personas en cambiar de hábitos y tal vez la mala experiencia que ya hubo años atrás en otros proyectos semejantes. Son fortalezas, la información que usted tiene sobre la conveniencia de hacer eso y la habilidad que usted mismo se reconoce para entusiasmar a otros. Las debilidades son el escaso tiempo del cual dispone y el hecho de que en otra oportunidad propuso otro plan comunal y no le fue muy bien. Eso es hacer un FODA, lo cual deberíamos hacer siempre que nos vamos a embarcar en alguna acción importante. Los buenos planes de acción se nutren del análisis de esos elementos. En el FODA, como se habrá dado cuenta, hay elementos que pertenecen al entorno, al ambiente. Son circunstancias. Las amenazas y las oportunidades están ahí, fuera. En cambio otros elementos pertenecen a usted, están con usted o dentro de usted. En las empresas se les llama elementos internos. Nosotros podríamos llamarlas instrostancias.

Pero el asunto no termina ahí. Por más completo que sea ese análisis faltan algunas cosas. En primer lugar, las personas participan en las empresas o formulan sus planes, no como robots sino como seres humanos, esto es con su carga de gustos, creencias, valores. De manera que a los elementos delFODA habría que agregarles eso. Hay personas que no quieren tener deudas, o que no quieren tener socios, o que no harían nada que no fuera totalmente correcto. Otras tienen otras creencias y otros valores. ¿Pondría usted un negocio de venta de comidas que perjudicaran la salud? Algunos dirían, “sálvese quien pueda”; otros creerían que con poner un avisito advirtiendo que esta comida podría ser dañina para la salud, ya han salvado su inocencia; otros no entrarían del todo en el negocio.

Por cierto que en cuanto a gustos, es importante decir que el éxito en una actividad depende en mucho del gusto con el cual se la realice. A algunas personas les gusta más un negocio relacionado con el vestido que con la comida, o les atrae más transformar materiales en productos, harina en empanadas, cuero en carteras. En tanto a otros les atrae más prestar servicios: de mensajería, de enseñanza, de reparación. O sea que además de las fortalezas, oportunidades, debilidades yamenazas, deberíamos agregar otros elementos. Tuve un excelente profesor de finanzas a quien le preguntábamos por qué con todo su conocimiento no estaba explotándoloen una empresa financiera con suculentos ingresos y en vez de eso era profesor en la Universidad de Tel Aviv, con ingresos menores. Contestó: porque prefiero dormir bien que comer bien. Hizo su FODA y luego incorporó sus gustos, y así tomó la decisión.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *