Patólogos y pediatras

Publicado en La Nación el 11 agosto, 2003
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

En la acción humana, en los países, en las empresas y en las personas, se pueden señalar dos formas básicas de enfrentar los asuntos. Al hacerlo utilizando especialidades de la profesión médica, se puede incurrir en exageraciones y omisiones, pero resulta muy gráfico pensar que a las cosas se las puede mirar con enfoque de patólogo o con enfoque de pediatra.

Los clientes del pediatra son grupos familiares unidos en torno a un niño. Hay en cualquier dolencia que un niño tenga, una especie de contradicción de la naturaleza. Los niños son para crecer y desarrollarse. En una alta proporción el trabajo del pediatra mira hacia el futuro. Su trabajo se parece más al del ingeniero astrofísico porque tiene en sus manos un conjunto de recursos cuyo destino está arriba, lejos.El patólogo en cambio, lidia con causas que están en el pasado y que han tenido como consecuencia una dolencia o la muerte. Su trabajo es muy valioso porque puede conducir al enriquecimiento de la ciencia o del arte de la medicina. Pero las raíces de su objeto están en un pasado que ya no se puede modificar.

En la empresa, existe una relación inversa entre riesgo y rentabilidad. Los negocios de poco riesgo tienen una baja rentabilidad y al revés. Se corren riesgos porque se esperan ganancias. Y si algo sale mal, deberíamos entender que eso esnatural cuando se emprenden varias cosas riesgosas.Quienes tienen que analizar en la empresa las cosas que salen mal, deberían entender esto muy bien porque con frecuencia lo hacen con la actitud judicial de quien señala culpables. Las empresas donde existe un gran énfasis en ver lo que falta,lo que no salió, se van haciendo tímidas para emprender, para apostar en el futuro y se convierten en buenos laboratorios de patología, de los cuales salen advertencias sobre todo lo que puede fallar ypierden de vista la necesidad del enfoque pediátrico, muy necesario porque todo proyecto se inicia siempre como un ser pequeño y desvalido.

En los asuntos nacionales también a veces desarrollamos una gran capacidad para señalar lo que anda mal, para explicar por qué era forzoso que fallara lo que se intentó, en vez de contar y resaltar también lo que va saliendo bien y enfatizar y subrayar en las fortalezas nacionales que son raíces nutricias del éxito.

Unapersona podría dar explicaciones de por qué es como es, y tiene el desempeño que tiene. O podría buscar áreas que no están desarrolladas y desarrollarlas. Una persona podría verse a sí mismacomo un elemento estático o verse como un ente cambiante, que como el río de Heráclito, no será mañana la mismaque es hoy. Se podría ver como alguien a quien la bregava deformando o apagando, o como un procesador de dificultades que de cada una sale fortalecido.

La capacidad de ver lo que aún no existe, de soñar con lo que esdifícil de alcanzar, con lo que yace más allá en el tiempo, es un rasgo característico de la acción emprendedora. La capacidad de explicar por qué salió mal lo que salió mal es un acto de la razón. Es muy útil. Nos permite aprender. Nos permite no tropezar dos veces en la misma piedra. La visualización de lo deseable que vendrá,es un acto de esperanza. No es un acto racional. Nunca podremos explicar por qué tiene esperanza quien la tiene. Y sin embargo es una actitud indispensable siempre que nos embarcamos en proyectos que no rendirán su fruto pasado mañana. No creo que la esperanza haga más probable la ocurrencia de lo que se espera. Pero todos estaremos de acuerdo en que tiñe de colores distintos el momento de iniciar la marcha, concentra la energía y le imprime bríoa nuestros pasos iniciales.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *