Simple como un clavo

Publicado en La Nación el 21 abril, 2003
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

Un clavo es una admirable máquina simple. Si revisan su libro de física del colegio, lo encontrarán ahí … y también la explicación de por qué corta mejor una navaja con filo que una desafilada.Es una cuña que aumenta por su diseño el impacto que el martillo le da en su cabeza. Su diseño podría servir de modelo para distinguir lo esencial de lo accesorio. Lo esencial es aquello que si se lo quitamos a una cosa, ya deja de ser esa cosa. Lo accesorio es aquello que si se lo vamos agregando a la cosa, no por eso deja de ser la misma cosa. Un clavo no tiene nada que le sobre. Ni colorines ni adornos. Como un mensaje lacónico que va al grano. Posiblemente cualquier persona que lo viera por primera vez, sabría para qué sirve, lo cual no puede decirse de algunos electrodomésticos.El clavo podría ser más complicado pero parece ser que fabricantes y usuarios están satisfechos con el diseño que tiene. Uno podría imaginar un clavo de punta cónica en vez de piramidal, el cual quizá sería un poco más eficiente, o podría tener la cabeza fosforescente para poder verlo con mayor facilidad. O tener un lubricante para mejor penetración. Podría adicionársele material antideslizante a la cabeza; podría ser magnético para poderlo recoger con el martillo o tener unaguía para nunca majarse los dedos, con lo cual recibiría menos improperios.

De tiempo en tiempo ronda a las empresas la tentación de pensar que una buena empresa es la que hace cosas más variadas y sofisticadas. Error. Una buena empresa es como un buen clavo. Es simple, es fuerte, no sirve para muchas cosas, pero lo que hace lo hace muy bien. Si un clavo intentara ser a la veztornillo,grapa y tachuela, no sería un buen clavo. Una empresa simple tiene que tener el tamaño adecuado. Cuanto menor sea el tamaño, menos problemas de coordinación. Cuanto menor sea el tamaño, más simple puede ser la estructura.Las estrategias también han de ser simples, deben ir al grano. De poco nos sirve un monumental dragón de papel como los de las fiestas chinas, si con un fósforo se reduce a cenizas.

¿ Qué es lo esencial en una librería, por ejemplo ? Lo esencial es un librero que conozca su asunto. Que adquiera los libros que buscaremos. Que encuentre el libro que buscamos. Que nos recomiende otros sustitutos o complementarios. Que nos aconseje sobre la mejor manera de leer a un autor o de iniciarse en un tema. El local, la iluminación, el crédito,la cafetera, son accesorios. Tomemos un restaurant. Supongamos que le va muy bien en su venta de comida express¿Para qué necesita el local, cómodo, decorado, bien ubicado? Podría partir del concepto simple de que un restaurant express es una fábrica de comida, un buen manejo de llamadas y un buen sistema de distribución física. Y si apretamos un poco en la búsqueda de lo esencial, hasta podría no tener la fábrica de comida, porque subcontratara esa actividad. .

Guillermo de Occam, un filósofo franciscano medioeval, sostenía que la mejor forma de plantear un problema, la mejor explicación de un evento, es la más simple, la que utiliza menos supuestos. A eso se le denomina “la navaja de Occam”, de la cual estaba tan necesitada la lechera del cuento a quien le regalaron la leche que produjera una vaca en el día de su cumpleaños: vendo la leche, compro gallinas, engordo pollos, compro vacas, y toda la leche será para mí.Se necesita una nueva navaja de Occam para hacer más simples los planes y para hacer más simples lasempresas, para quitarles grasa y desarrollarles músculo, como dice Drucker. También podría ser necesaria una navaja de Occam para ayudarnos a descubrir lo que es esencial en nosotros y conectar a eso nuestro desarrollo profesional y personal. No se trata de irse poniendo encima cuanto conocimiento o destreza vaya apareciendo por ahí. Tal vez bastaría con que como buenos clavos eligiéramos un lugar dónde clavarnos que valiera la pena, y de ahí en adelante, golpe a golpe fuéramos desplegando nuestra misión.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *