Sonar las alarmas

Publicado en La Nación el 24 marzo, 2003
Categoría: Contribución
Etiquetas: , , , ,

La revista Time señaló como personas más destacadas del año pasado a tres mujeres quienes hicieron esfuerzos por que fueran descubiertas prácticas inadecuadas o fraudulentasen las empresas para las cuales trabajaban. Dos de ellas lo hicieron enEnron y World Com, empresas que como se sabe,manipularon sus contabilidades en perjuicio de sus accionistas y finalmente terminaron en una quiebra.Y la tercera en el FBI,para señalar negligencias de sus jefes en la investigación sobreuna persona,la cual luego se vio involucrada en los sucesos del 11 de setiembre.

Llamamoscontrol al conjunto deacciones que tienen como propósitoque las cosas en las empresas o en los gobiernos se conduzcan apegadas a la ley, a la ética y al respeto de los derechos de dueños, proveedores, clientes y empleados. Si el control en los asuntos de Gobierno lo ejercen solo los auditores o solo la contraloría, el control es menos efectivo que si lo ejercen todos los ciudadanos. Tomemos un ejemplo trivial: si un ciudadano informa queun automóvil con placa oficial, se hallaba en el parqueo de una discoteque en horas de la madrugada, estaría contribuyendo a aumentar la información sobre la incorrecta utilización de recursos públicos. Para hacer dar esa información no se necesita ser héroe, porque no se está asumiendo ningún riesgo.

Más información conduce a un mejor control. Hoy se habla mucho de transparencia, pero no basta con la transparencia si no hay personas que informen sobre lo quela transparencia deja ver. En el ejemplo, es transparencia que su ocupante no le quitela placa oficial al vehículo cuandolo va a aparcar frente a la discoteque. Pero si no hubiera quien informara sobre el hecho, de poco serviría la transparencia.

Hay otras situaciones en las cuales sí hay riesgos. Si su jefecomete una acción desordenada, usted podría sentir temor de darla a conocer para no verse sometido a represalias. Se ve entonces ante la necesidad de tomar una decisión en la cual deberá considerar, entre otras cosas, la gravedad de la falta, la posibilidad de incurrir en el delito de complicidad, la lealtad con la empresa, o sea , con sus dueños y con sus propios compañeros de trabajo. Pensemos que si alguien presencia un accidente y se le pide que sea testigo ¿Puede negarse responsablemente a hacerlo? El sistema de justicia, en determinados procesos, requiere de testigos. Para el testigo, participar en el proceso siempre implica costos: tiempo, energía, riesgos, situaciones incómodas. Pero la participación de un testigo está ayudando a fortalecer el sistema judicial, pieza importante dela forma como convivimos.No basta con diseñar y aprobar en el congreso un buen sistema de justicia. Es necesario que los habitantes contribuyamos a que opere debidamente.

Quienes participamos enempresas, obtenemos de ellas unas remuneraciones las cuales querríamos asegurar para el futuro. De una cierta manera si no tomamos acciones sobre lo que puede ser perjudicial para la empresa, podríamos estar accionando en nuestro propio perjuicio y en el de nuestros compañeros. Somos parte interesada en que nada atente contra la buena salud de la empresa en la cual trabajamos. No obstante, el sonar la alarma en situaciones como las señaladas, a muchas personas se les hace cuesta arriba, por el riesgo o por la conmoción que causarán. Sobran los llamados a la prudencia: “en boca cerrada no entra mosca”,“machete estate en tu vaina”, “no te comprés ese pleito”, “no hay que ser sapo”, “el que se mete a redentor …”.

Dejemos el problema planteado, pero como para algunos lectores el tema podría ser acuciante, les recomendamos recurrir a la Internet, donde la literatura en español es escasa aunque existente, y la literatura en inglés sí es muy abundante. En ambos casos aparece bajo el término “whistleblowing”, que literalmente es “sonar el silbato” y tiene el sentido de reportar o informar sobre alguien que procede mal.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *