Soluciones paradójicas

Publicado en La Nación el 17 febrero, 2003
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Una discusión es un intercambio de razones que tiene como objetivo llegar a un acuerdo.Presenciaruna discusión es escuchar a cada uno de los contendientes intentar solucionarlas diferencias que los separan, aportando cada uno “más de lo mismo”.Por eso es queescuchamos frases como “te lo repito”, “como te dije”, “vuelvo a lo mismo”.Y así las discusiones se van complicando, van escalando. El tono se hace más vehemente, los argumentos se van dirigiendo más y másal cuerpo del oponente, se van intercambiando más términos ásperos, con lo cualvamos creando el escenario como para que no se pueda lograr el acuerdo. Discutir,frecuentemente es alejarse.

Gandhi logró liberar a la India de la ocupación inglesa utilizando lo que se denomina “resistencia pacífica”. ¿Qué hubiera pasado si hubiera pretendido echar a los ingleses a la fuerza? ¿Si hubiera convocado a los indios a emboscar, asaltar y ejecutar a los soldados de ocupación? Posiblemente no hubiera logrado el objetivo, hubiera causado la muerte de muchos indios y posiblemente la suya propia. Su enfoque, difiere del “más de lo mismo”. Más de lo mismo hubiera sido, fuerza contra fuerza, violencia contra violencia.En cambio, aplicó algo que entonces no se conocía con ese nombre, pero que hoy se denomina el enfoque paradójico. Una paradoja es una idea extrañau opuesta a la opinión común y al sentir de los hombres, según la Real Academia.Tal vez una de las paradojas más conocidaspor estos rumbos es la de poner la otra mejilla. Lo lógico, lo compartido, lo creíble es que si alguien te da un golpe en una mejilla, lo que hay que hacer es devolverle el golpe. Las religiones están llenas de paradojas. No afanarse buscando lo que necesitamos sino buscar el Reinoy lo que necesitamos llegará solito, a lo cual algunos no le encuentran la lógica, y entonces piensan que se trata de una de esas afirmaciones irrealizables de las religiones. Sin embargo,Konrad Lorenzun estudioso del comportamiento animal,señala que cuando los lobos pelean, no lo hacen a muerte, sino que en un determinado momento, el lobo que va perdiendo,para salvar su vida, le ofrece el cuello al vencedor en señal de que abandona la pelea. Actitud paradójica esta del lobo quien no tiene ninguna razón para confiar en que el otro no le dará la dentellada final y no obstante confía y salva la vida.

Paul Watzlavick y otros autores del llamado Grupo de Palo Alto, acuñaron el término de enfoque paradójico para intentar resolver problemas y conflictos recurriendo no a más de lo mismo sino a soluciones diferentes y sorprendentes. Los médicos tienen que lidiar con el problema de que los pacientes no dan cuenta de todos sus síntomas. Y los banqueros, cuando los clientes les muestran sus necesidades financieras, saben que muy probablemente no se les está mostrando todo el problema. En ambos casos, la lógica lleva al paciente o al solicitante a pensar que obtendrá un mejor tratamiento si no muestra toda la verdad. El enfoque paradójico señala que hay que para obtener una solución estable hay que pintar la realidad tan cruda como es. Al ladrón dale las llaves dice la sabiduría popular. Y claro, la confianza que implica darle las llaves a alguien de quien se tiene dudas, podría conducir a que se sintiera motivado a ser merecedor de esa confianza. Algunos jefes, en vez de estar mirando si sus colaboradores están ocupados en la tarea, les dan encargos y los dejan en libertad, lo cual activa la responsabilidad por producir los resultados. Algunas figuras políticas se han distinguido por salirse del guión de que hay que decirle al pueblo lo que quiere escuchar y han dicho verdades duras, incómodas, con lo cual contrariamente a lo esperado, han obtenido apoyo. La lógica es buena para unas cosas, la creatividad para otras.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *