Los árboles de la Universidad Nacional

Publicado en La Nación el 23 diciembre, 2002
Categoría: Responsabilidad
Etiquetas: , , , ,

La Universidad Nacional decidió cortar unos árboles ubicados frente a la entrada principal de su campus. En vez de proceder simplemente a cortarlos, publicó una tarjeta en este periódico en la cual explica las razones por las cuales ha deproceder de esa manera. No tenía que hacerlo pero es grato que lo haya hecho, porquepermite pensar que el aviso muestra una deseable sensibilidad con respecto a las personas que forman parte del entorno cercano o lejano de la universidad. Me gusta pensar que la universidad razona en el sentido de que puesto que los árboles forman parte del paisaje, puesto que posiblementepersonas ajenas a la universidad miran sus copas doradas por el sol del atardecer, de una cierta manera les pertenecen y no eran buenas maneras simplemente pasarles una sierra al iniciar las labores semanales.

Las empresas, públicas y privadas, son dueñas de los recursos que utilizan para cumplir con su misión, pero en algunos casos esos recursos no son simples cosas sino que han dado lugar a vínculos que van más allá de lo estrictamente productivo. Cuando se decide cambiar una máquina por otra más productiva, pocas veces se piensa en el operador de la máquina antigua y lo querepresentaba para él. Tal vez haríamos bien cuando se va a ejecutar un cambio de tecnología, dar un espacio para que los trabajadores ventilen los afectos que tienen con los equipos que se va a sustituir. Esto, claro está, no se encuentra en ningún manual de ingeniería de producción. Tampoco lo he visto en libros de comportamiento organizacional, pero la delicadeza de la Universidad Nacional hace posible que pensemos con este grado de sensibilidad. Recordemos que a algunas máquinas los operadores les ponen nombre. De algunas llegan a reconocer todos sus ruidos y achaques a tal punto que es frecuente escuchar que solo fulanito le conoce las mañas a una determinada máquina.

Los recursos al servicio de una empresa se rigen , desde el punto de vista jurídico, por el derecho de propiedad. Pero están afectados también por obligacioneséticas. Una de esas obligaciones es la de utilizarlos de la mejor manera. Un terreno mal cultivado, un equipo subutilizado, una materia prima desperdiciada, se convierte en resultados negativos que afectan a los accionistas. Pero el asunto no se detiene ahí. También se perjudica a la sociedad porque una mejor utilización de los recursos podría convertirse en reducciones de costo que harían los productos más accesibles, más y mejores plazas de trabajo, ganancias que los accionistas podrían dedicar a hacer nuevas empresas.

En unos cuentos de Carlos Luis Altamirano sobre su niñez y adolescenciaen Orotina, uno de los personajes más significativos es el tren. Es claro que si el costo beneficio de operar el tren no es favorable, la empresa ferrocarrilera, pública o privada, tiene que descontinuar el servicio, lo cual se puede hacer de un plumazo, o se podría hacer, utilizando la buena etiqueta de la Universidad Nacional, después de escuchar no solo a los usuarios, sino a todos aquellos para quienes el tren representa sueños, esperanzas, ilusiones y después de explicarles las razones por las cuales no se podrá seguir prestando el servicio.

El gesto de la UNA podría mostrar una tendencia. Las naciones van adquiriendo costumbres, van acogiendo prácticas, van creando mecanismos, según evolucionan. En una nación joven, con poca densidad de población, se hubiera cortado los árboles sin preámbulos ni consecuencias. Hoy vivimos más cerca unos de otros, todo es más público, hay más conciencia ecológica y hasta mayor inclinación a la irritabilidad . El aviso publicado es un singular acto educativo ypodría ser un indicio de que una saludable evolución que está en marcha.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.