Investigación al alcance de todos

Publicado en La Nación el 2 septiembre, 2002
Categoría: Artículos
Etiquetas: ,

En el pasado la empresa que controlaba su abastecimiento de materias primas o que tenía equipos más sofisticados que los de sus competidores, había asegurado su éxito. En el mercado actual las ventajas competitivas de las empresas, se basan en conocimientos más que en posesiones. Los conocimientos pertenecen a la empresa, cuando los tiene debidamente ubicados por ejemplo en su banco de datos, o a los colaboradores, cuando estos saben cosas útiles para la empresa, cómo en cuál restaurant le gusta cenar a su cliente principal,cuándo es el mejor momento para proponerle un negocio o cuáles modificaciones hay que hacerle a las materias primas que ese cliente demanda. El conocimiento de los colaboradores será valorado entantoayude a incrementar las ventajas competitivas. En las empresas estamos en camino de no valorar los títulos, ni la erudición, sino el significado competitivo de lo que los colaboradores saben.

Para acumular conocimientos, el camino tradicional ha sido el estudio. Para obtener conocimientos con utilidad competitiva el camino es la investigación. Investigar es obtener conocimientos con sentido. El sentido de los conocimientos se lo dan las preguntas o retos que queremos enfrentar. Quien investiga un delito se pregunta quién lo cometió. Esa es la pregunta fundamental. La información, los conocimientos que obtenga, tendrán sentido si contribuyen a esclarecer esapregunta.

Cuando se menciona la palabra investigación, imaginamos laboratorios y gabachas. Pero ninguna de esas cosas es necesaria para buscar respuestas a algunas preguntas importantes, tales como ¿Cuáles productos que no están en nuestro mercado, podrían competir con ventaja contra los nuestros? ¿Cuáles materiales o equipos podrían aumentar la eficiencia de nuestros procesos de producción? ¿Cuáles formas de mercadear productos como los nuestros podrían agregar valor para nuestros clientes?Y no pensemosquepreguntas de ese calibre son importantes sólo enempresas de mucho volumen. No hay nada que impida que una microempresa que produce cajetas obtenga beneficios al responderlas.

La respuesta a esas preguntas demanda investigación. Toda empresa, no importa su tamaño tiene que desarrollar la función de investigación, lo cual no quiere decir que tiene que tener un departamento específicoy ni siquiera una persona encargada de la función. Pero sí toda empresa, no importa su tamaño , tiene que tener al menos una carpeta dentro de la cual anote preguntas como las mencionadas, y acumule datos, información, recortes, apuntes, que contribuyan a responderlas. No hay duda de que hasta una microempresa se beneficiaría de que todos sus colaboradores sintieranla responsabilidad de traer conocimientos que tuvieran relación con esas grandes preguntas. Primero los colaboradores buscarían respuestas y luego, cuando fueran posesionándose de este nuevo papel, harían algo que en las empresas es mucho más importante: buscar preguntas.

Con esa carpeta y una reunión trimestral sobre lo que hubiéramos progresado en cuanto a preguntas y en cuanto a respuestas, tendríamos organizada la función de investigación, que en este tiempo es clave para la supervivencia.

Esto es sugestivo a nivel personal también. De poco sirve acumular conocimientos. Para esto están los discos duros. Lo interesante en la vida intelectual siempre ha sido irse planteando preguntas e ir ordenando ycombinando los conocimientos en torno a ellas hasta obtener explicaciones que no conocíamos u orientaciones en torno a cómo mejorar el rumbo futuro.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *