Escuchemos a los economistas

Publicado en La Nación el 11 marzo, 2002
Categoría: Educación
Etiquetas: , , , , , , ,

Algunas personas piensan que la ciencia económica se refiere a asuntos relacionados con dinero, o a asuntos siempre relacionados con números. Por eso siempre llaman la atención los autores que aplican el razonamiento económico a asuntos distintos a los mencionados. Uno muy famoso señalaba que cuando un estudiante tiene que elegir entre estudiar la noche del jueves o salir con sus amigos, puede tomar la decisión “al ruido” o podría hacerla según un razonamiento. Cuando la toma “al ruido” no está haciendo una elección económica. Cuando razona, sí. Podría pensar por ejemplo que si no estudia el jueves y pierde el examen, luego tendrá que estudiar toda la materia del semestre. Pensará que dos horas el juevesle podrían evitar tener que estudiar veinte horas dentro de un mes. Los amigos y aún algo con más “hale” como la chica que le gusta, podrán esperar.

Posponer el disfrute es muy difícil. Dice Goleman que es un rasgo de inteligencia emocional. Al hacer una dieta, tenemos que posponer cosas. Hoy no comemos postre. No nos servimos la segunda ración. El amigo del párrafo anterior, tuvo que posponer el disfrute de estar con los amigos. Cuando hacemos gimnasia para mejorar nuestra condición física, posponemos el descanso, el placer deestar tumbados viendo tele y en cambio salimos a la calle a trotar. ¿Y cómo se conecta esto de posponer el disfrute con los conceptos de la economía?Supongamos que alguien recibe el sueldo mensual y tiene una lista de cosas en las cuales lo va a gastar todo: comida, diversión, transporte, ropa. Todos esos gastos le producen satisfacción de sus necesidades. Lo que se llama ahorro es la parte del ingreso que no se consume. Esa parte que no se consume representa la satisfacción que hemos elegido posponer. Compramos menos comida o más barata, gastamos menos en diversión, en vez de ir en taxi fuimos en autobús.

En una empresa, los dueños podrían repartirse todas las ganancias todos los años. Si así ocurriera, la empresa sería la misma año con año. Ni una nueva máquina, ni una nueva sala de trabajo, ni una nueva computadora. Si en cambio no se reparten todas las ganancias, habría la posibilidad de comprar equipo, vehículos, computadoras con el fin de producir con mayor eficiencia. A esto se le llama invertir. Invertir es aumentar la capacidad de producción de la empresa. La gente exclama ante ciertas empresas “Cómo se ha hecho la empresa tal. Pero si recuerdo cuando empezó en un galeroncito”. Y es que las empresas no crecen solitas como los árboles, sino que requieren de la disciplina de reservar una parte de las ganancias –algo así como posponer la satisfacción de los dueños-para dedicarlas a aumentar la capacidad productiva mediante la inversión.

¿Invierten las personas? Sí, podría decir alguien, conozco una señora pensionada que ha invertido su dinero en certificados del banco tal. Pero no nos referimos a ese tipo de inversión. Nos referimos más bien a si las personas pueden evitar gastar todo su ingreso y dedicar una parte aaumentar su capacidad productiva. El estudiante de nuestro primer párrafo tenía unas horas disponibles y prefirió no gastárselas en el jolgorio, sino dedicarlas a estudiar, lo cual lo acerca a la graduación, lo cual aumentará su capacidad productiva.

Una noticia en este periódico el lunes pasado nos informa que la causa de la pobreza de algunos hogares hoy, fue la imposibilidad en que estuvieron sus miembros de hacer estudios de secundaria debido a la crisis de los años ochenta. La crisis les impidió aumentar su capacidad productiva, lo cual aumentó muchas veces la probabilidad de llegar a ser pobres al llegar a la adultez. ¿Está Ud. manejando con cuidado sus oportunidades, su energía, su tiempo, su ingreso con la mira puesta en el 2020? ¿Tiene disciplina o se lo lleva la corriente?

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *