Goles estratégicos

Publicado en La Nación el 12 noviembre, 2001
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

Todo ente de acción –una persona, una empresa- tiene que tener claro en su proceso de pensamiento estratégico, cuál es el asunto o cuál es el negocio en el que está metido. ¿ Será válido hacerse esa pregunta en un club deportivo ? Al igual que en una empresa mercantil, forman parte de un club deportivo, un conjunto de personas, que aunque no lo registran conscientemente tienen como impulso básico hacer que el club sobreviva. Quieren que haya Liga o Santos para cien años. En ese sentido, el impulso estratégico básico no es diferente al de una ameba: la ameba acciona permanentemente para poder seguir viva. Por eso se toma las molestias que se toma para engullir la comida y para alejarse de los peligros. La ameba no tiene que pagar dinero por su supervivencia, el Saprissa sí, porque a diferencia de la ameba vive en un mundo donde se intercambian recursos mediante transacciones económicas.

El negocio de un club deportivo está formado más o menos por la siguiente red de relaciones: en el origen, antes de llegar a la liga mayor,se necesita entusiasmar a unos buenos jugadores para que vengan y den su mejor rendimiento. Por ahora no se les paga sino que se apela al entusiasmo que da pertenecer a un equipo que gana y que va formando sugrupo de aficionados que los apoya. Luego cuando el equipo asciende a la categoría superior, viene la posibilidad de obtener ingresos procedentes de la taquilla. Ahí se pone en marcha una lógica más compleja: ganar partidos, para halar afición, que deja una taquilla, para poder contratar buenos jugadores, buenos técnicos y buenos administradores, para ganar muchos partidos, para halar más afición …Si se cuenta con un estadio los ingresos son mayores que cuando se juega en un estadio ajeno, pero un estadio demanda una inversión, las inversiones demandan préstamos y éstos ocasionan gastos de intereses. Un estadio no se paga en diez años. Se necesitan más años. Si hoy se construye un estadio porque se tienen buenos ingresos y éstos bajan en el camino, el club se verá en problemas.

Si el equipo logra levantar un gran número de aficionados, estos de una cierta manera se convierten en lo que se denomina un “mercado cautivo”:como están emocionalmente vinculados al equipo, tienen una alta propensión a comprar fotografías de los jugadores, camisetas, especialmente las de ciertos números, afiches, emblemas, souvenirs, etc.Cuando el equipo puede mostrar que sus partidos despiertan atención entre un volumen alto de personas –seguidoras u opositoras-que si bienno van al estadio siguen los partidos por medios electrónicos, entonces se pueden vender los derechos de transmisión o las vallas publicitarias en el estadio, o los patrocinios: ¿ Cuánto pagará un productor de refrescos por una fotografía del equipo campeón tomando esa marca ? ¿ O la marca de electrodomésticos por inscribir su nombre en sus camisetas ?

Otra fuente de ingresos interesantes es tener ligas menores de las cuales podrían salir jugadores cuyas fichas se vendieran a alto precio, o tener el talento de descubrir jugadores no tan menores que tuvieran potencial, hacerlos jugar una temporada y a base de preparación física y técnica de conducción, lograr que descuellen para vender sus fichasa un buen precio … a veces con el sinsabor de los aficionados.

La agenda de decisiones estratégicas de un club contempla temas como invertir o no en ligas menores, hacer alianzas o no para explotar la imagen que se tiene, afiliar seguidores,estimular la asistencia al estadio en épocas de apatía, cómo financiarse: con donaciones, con préstamos, o con venta de acciones del club convertido en sociedad anónima. Como ya se ha dicho, el futbol no solo se juega con los pies sino también con la cabeza .

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.