Liderazgo y género

Publicado en La Nación el 18 septiembre, 2000
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

En el libro de Comportamiento Organizacional de Stephen Robbins, aparece el tema de si dirigende manera diferente los hombres y las mujeres.Algunas afirmaciones deRobbin son llamativas. Alrededor de ellas tejeremos algunos comentarios.

Según el autor, las mujeres descansan más en un estilo de liderazgo más democrático, mientras que los hombres se sienten más enfocados a dar y recibir órdenes.Tienden las mujeres a estimular la participación, a compartir el poder y la información y procuran incrementar la autoestima de sus seguidores.Todo esto nos parece coincidente con el rol que las mujeres desempeñan en sus familias.Sin duda los varones también estimulamos la participación, pero la realidad actual es que el núcleo del tejido familiar es la mujer, en lo cual encuentra plena aplicación su destreza para compartir el poder y la información.Sin duda también, las madres son las principales sustentadoras de la autoestima de sus hijos durante el crítico proceso en que literalmente, están dando los primeros pasos.Esta habilidad trasladada al trabajo, les permite crear ambientes gratificantes para quienes conviven en ellos.

Dice Robbins que las mujeres prefieren dirigir por medio de una actitud de inclusión, confían en su carisma, capacidad, contactos y habilidades interpersonales para influir en otros, todo lo cual podemos constatarlo en nuestra experiencia personal de convivencia familiar cuando observamos la amplitud y tolerancia que tienen las madres para aceptar y mantener unidos a caracteres tan diversos como los que tienen los distintos hijos.La metáfora con la cual designan muchas mujeres esa capacidad de aceptación de las diferencias, es la de los dedos de la mano: “todos son diferentes, pero a todos los quiero igual”.Y en ella se ve ejemplarizada la tolerancia que es indispensable para mantener una actitud de inclusión, mediante el mensaje a hijos y colaboradores, de que todos son necesarios en el esfuerzo común.

Por las razones que sea, las mujeres descansan más en el ejercicio de la influencia que en el de la autoridad, lo cual es una destreza extremadamente valiosa enla empresa moderna, en la cual encontramos que ha perdido sentido la diferenciación por jerarquías.En la empresa industrial primitiva había otros tipos de tareas: los que pensaban y daban órdenes, los que transmitían esas órdenes y los que las ejecutaban, generalmente de manera muscular.Entonces era posible que las tareas se llevaran a término a base de pura autoridad.En la moderna empresa, unos dirigen y son muy valiosos, otros realizan aplicaciones de sus propios talentos específicos y son también muy valiosos, y esta desapareciendo el nivel de quienes solo ejecutaban tareas simples.Aquí, entonces no tiene sentido el ejercicio de la pura autoridad.Se le puede dar una orden a alguien de que abra una zanja, pero no se le puede ordenar que piense en una solución creativa para un problema inesperado, que es lo que hacen los especialistas en las empresas modernas.En estas empresas, ha llegado la hora de la influencia, de lograr que las personas hagan las cosas no porque se las han mandado sino porque los han entusiasmado a hacerlas.Y en esto de la persuasión las mujeres, según Robbins, llevan ventaja.

Según algunos autores, en la empresa moderna, uno de los rasgos más útiles de quienes tienen tareas de conducción de otros, es la capacidad para llevar adelante negociaciones con las personas a su cargo.Robbins dice que los estilos de liderazgo que se ha constatado que siguen las mujeres las convierte en mejores negociadoras, porque es menos posible que se enfoquen en utilidades, pérdidas y esfuerzos competitivos, como si suele ser la tendencia entre los hombres.Tal vez intuyendo todo esto, las escuelas de administración han visto crecer el número de chicas estudiantes.Las empresas, con igual intuición deberían irles abriendo más espacios.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *