Imprevisión

Publicado en La Nación el 14 junio, 1999
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , ,

Prever, en su primera acepción,es ver con anticipación . Esto sólo lo pueden hacer las pitonisas . Sobre el futuro nada podemos afirmar con certeza .Sí se pueden hacer afirmaciones con mayor o menor grado de probabilidad subjetiva. Podemos afirmar que en el 2100 vamos a tener el doble de la población actual, pero ese evento es contingente, esto es, puede suceder o no. Pero aunque sobre el futuro no se pueda afirmar nada con certeza total, la sensatez obliga a prepararse para eventos que podrían ocurrir. Así, en su tercera acepción la Real Academia dice que prever es “disponer o preparar medios contra futuras contingencias”. La fórmula más conocida de sensatez en materia de manejo del futuro, es la llamada “Apuesta de Pascal” la cual podríamos suavizar diciendoque es preferible creer en la vida eterna y que luego resulte que no existe, que no creer y que luego resulte que sí existe .

La imposibilidad de predecir no excusa de prever. Y según la magnitud de las consecuencias de un evento es juicioso tomar medidas previsoras aunque la probabilidad sea baja . De aquípodría salir la regla de que deberíamos ser más previsores con respecto a los eventos para los cuales la multiplicación de las consecuencias de su impacto por la probabilidad de que ocurran, tiene resultados mayores.

Lo que llama mucho la atención es por qué eventos de alta probabilidad y de alto impacto, no nos llevan a tomar medidas previsoras drásticas. Un ejemplo empresarial: la empresa que ve surgir mayor competencia, que siente el impacto paulatino de ese evento en sus estados de resultados ¿ Por qué no se pone en estado de emergencia hasta hacer un plan de acción previsor ? O la ciudad que ve crecer la intensidad de su tránsito, en la cual ya se empiezan a dar colas de automóviles que consumen mucho tiempo y contaminan el ambiente, ¿ Qué espera para ponerse en estado de emergencia -no sólo para hacer el ritual de declarar un estado de emergencia – ? . Y la persona que sabe que si tiene suerte llegará a los 80 años, que a esa edad nadie genera ingresos, que los sistemas de pensiones públicos podrían no poder cumplir sus compromisos¿ Por qué no ahorra con vehemencia ? .Hace unos años, la revista “Fortune” hablando de este tema publicó un artículo con un título penetrante: “Ahorre hasta que le duela” . Todos sabemos que esos niñitos recién nacidos con los que hoy salimos muy ufanos de la clínica, van a necesitar una educación la cual cada vez es más cara . ¿ Por qué a la mayoría de nosotros nos toma por sorpresa el presupuesto de gastos educativos al cual nos vemos obligados durante unos 20 años ?

Si algo se puede resolver con igual efectividad una vez que se presente, no hay por qué ser previsor. Ser previsor en materia de gastos implica ahorrar y ahorrar es un esfuerzo que conlleva una disminución del disfrute presente en procura de un disfrute futuro.Pero muchos de los casos de imprevisión entrañan una pérdida de tiempo irrecuperable o hacenque la situación se agrave. Se pueden tomar medidas paliativas para manejar las goteras, pero las goteras podrían estar dañando la estructura . En esto las empresas tienen un concepto que es muy valioso. Se trata delmantenimiento preventivo, según el cual, los equipos, independientemente de si muestran síntomas de desajuste, tienen que ser revisados, ajustados, remozados en algunas de sus partes, a fin de mantenerlos siempre como nuevos. Un generador eléctrico puede funcionar un siglo si se le da un buen mantenimiento. Los aviones DC 3 operaron cincuenta años . Lo mismo ocurre con ese portento de trabajoque es el corazón humano . También se sigue el concepto de mantenimiento preventivo en los buenos sistemas de salud pública donde los esfuerzos de prevención rinden dividendos en disminución de la necesidad de hacer gastos para curación .

Prever es el fundamento de la formulación de planes. La previsión aumenta la efectividad de la acción. La próxima vez reflexionaremos sobre lo que obstaculiza la previsión y cómo mejorarla .

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *