La solución

Publicado en La Nación el 31 mayo, 1999
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , ,

Un antiguo y excelente profesor de la Universidad de Costa Rica, el Dr. Roberto Saumells, nos alertaba contra lo que llamaba“exigencias de la imaginación”. Cuando pensamos, la imaginación nos desliza elementos innecesarios o falsos,los cuales limitan la fluidez y corrección de nuestro pensamiento. Ya la teoría de la ciencia que intentó enseñarme se me olvidó, pero me queda un gran letrero que aparece a menudo en los caminos de mi mente y que reproduce su frase .

Una de esas exigencias es el sentido singular que va envuelto en la frase “la solución”. Cuando decimos, he encontrado “la solución”, “esta es la solución”, “busquemos la solución”, estamos asumiendo que existe sólo una . Creo que eso es una herencia de los años de educación formal básica, donde los problemas siempre tenían solución y tenían sólo una solución . Sólo en trigonometría existía un así llamado caso ambiguo que mis contemporáneos recordarán, tenía dos soluciones.

Roger von Oechseñala un conjunto de bloqueos que inhiben nuestra creatividad y uno de ellos es “Esta es la respuesta correcta” . Cuando hacemos la tarea de pensar como quien busca una salida de un laberinto, la solución o la respuesta correcta ejercen una seducción mágica sobre nosotros. Si en cambio nuestra actividad de pensamiento fuera un placentero paseo, una divagación, estaríamos menos urgidos por ponerle fin,tendríamos menos urgencia por “casarnos” con una solución y encontraríamos soluciones más frescas y novedosas. Pero ocurre que la parte racional de nuestra actividad mental tiene prisa por encontrar una solución. No tolera los asuntos abiertos sino que quierecerrarlos, concluirlos. En cambio la otra parte, la intuitiva, la simbólica, está más dispuesta a divagar, a avanzar y devolverse .Esa es la parte con la que hacemos poesía. No se puede hacer poesía como quien recorre los pasos de una demostración . Se hace poesía y se es creativo,como quien flota ingrávido. No olvidar que la raíz griega de “poesía”, significa creación .

Hoy, problemas novedosos, complejos , de muchas variables muy interrelacionadas -la violencia, la ecología, el desarrollo, el crecimiento urbano -que están haciendo necesario que les apliquemos tanto el pensamiento racional como el pensamiento creativo. En la política, en la gestión de empresas y en general en la interpretación de la acción humana, es necesario integrar esas dos esferas del pensamiento.

von Oech señala además otros bloqueos mentales. Uno de ellos es “Eso no es lógico” .He leído por ahí que mientras los hermanos Wright estaban experimentando con su primitivo objeto volador, un físico de una universidad publicó en una revista las razones por las cuales era imposible que un cuerpo más pesado que el aire pudiera elevarse. Quien relata la anécdota agrega con mucha gracia que afortunadamente los Wright estaban muy ocupados con su experimento y no se enteraron de lo que el erudito decía , lo cualme recuerda un dicho muy útil en el manejo de empresas : “ No dejen que los expertos en demostrar que algo no se puede hacer, le quiten el tiempo a quienes lo están haciendo “ .

Otro bloqueo mental es el de “siga las instrucciones al pie de la letra”. Vieja regla basada en la absoluta desconfianza en los colaboradores y que los convierte en robots que , ciertamente, no cometerán errores, pero tampoco crearán ni innovarán .

Esta robotización encuentra adherentes tanto en algunos que dirigen como en algunos que son dirigidos. Entre los primeros, la divisa es que “Equivocarse es vergonzoso”. Y entre los segundos el acicate para no explorar es el“No quiero hacer el ridículo” .

Así se oprime el pensamiento.Cómo liberarlo se queda para la próxima .

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *