Ahorro energético

Publicado en La Nación el 10 mayo, 1999
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

Elrefinamiento que utilizamos al pensar sobre el empleo juicioso de la energía procedente de los recursos no renovables puede aplicarse y quizá con mayor urgencia, al uso de la energía que cada uno de nosotros genera. Somos un generador de energía que convierte azúcares y oxígeno en movimiento, en pensamiento, en creación. Desde luego, la efectividadcon la que lo hacemos varía. Jonas Salk convirtió algunos de sus azúcares en la vacuna contra la polio. Michael Jordan, a iguales cantidades de azúcar, producía puntos para los Bulls . También varía la intencionalidad con que utilizamos nuestra cuota de azúcar y oxígeno. La madre responsable la convierte en acciones de atención para su hijo. Y el malvado virógeno informático, con esa misma energía pone en la Internet creaciones destructoras .

Decíamos en el artículo anterior que en nuestros intercambios habituales, sociales o de trabajo, malgastamos energía cuando en vez de dedicarla a agregarle valor a la materia, a las relaciones, a nuestro tiempo, la dedicamos a preocuparnos, a temer, a rumiar agravios, a reprimir sentimientos, a mirar hacia atrás, a culpabilizarnos, a quejarnos. Siempre encontraremos causas para asignar de esa manera nuestra energía. Vivimos en un mundo donde hay fricciones, limitaciones, faltantes,desilusiones, irritaciones . El desafío no consiste en cambiar ese mundo sino en buscar una forma sensata de manejar los efectos que esas causasproducen en nosotros .

A manejar esos efectos contribuye mucho la transparencia y la sinceridad. Si alguien puede señalar con sencillez lo que le molesta o lo que le asusta, le habrá dado una salida orgánica a su malestar o a su temor. Ya no tendrá que reprimirlos gastando energía en ello. Ya esos malestares y temores no se transformarán en malestares orgánicos o emocionales. Por eso, cuando hablamos en las empresas de buena comunicación, no se trata solamentede que los memoranda deben estar escritos en perfecto español, ni de que deben existir unas reglas para el manejo expedito del correo electrónico. De lo que se trata más bien es de crear una atmósfera donde progresivamente la comunicación vaya pasando de contenidos periféricos, a contenidos más personales. Hay empresas -y familias- donde se habla mucho del clima, de la violencia callejera, de futbol o de política. Ya podrán hablar de esos asuntos hasta el día del juicio final sin que se haya logrado mejorar la transparencia y la sinceridad. En cambio, la comunicación sobre anhelos,temores y resentimientos, nos acerca como seres humanos y le va dando mayor autenticidad a nuestra relación. Comunicarse no es un fenómeno de la acústica. Comunicarse es un fenómeno del corazón. Es acercarse, es mostrarse.

Las empresas no deben ser consultorios de psicología clínica pero es importante que no sean tampoco mascaradas donde lo único visible son las fachadas, detrás de las cuales se guarecen los seres humanos, ricos e infinitos que en ellas conviven . Tiene que ser posible que todo lo humano tenga cabida.Homans dice que en toda tarea, entran en juego tres componentes: la tarea en sí, las relaciones que tenemos que establecer con otros para realizarla y los sentimientos que desarrollamos con respecto a la tarea y con respecto a las relaciones. Sólo para una computadora lo único que existe es la tarea. Para las personas, además juegan esas relaciones y esos sentimientos. Mientras sigamos dejando por fuera los sentimientos, no nos estaremos comunicando. A lo sumo, estaremos intercambiando comunicados. Y esto, es suficiente para una red interconectada de computadoras, pero no para un conjunto de seres humanos.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *