Personas emprendedoras

Publicado en La Nación el 8 febrero, 1999
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , ,

En semanas anteriores hemos venido afirmando que la esencia de la empresa es el hallazgo de un producto que satisfaga una necesidad con beneficios para consumidores y empresarios. Hoy quisiéramos señalar que ese evento innovativo, ese chispazo empresarial, tampoco es suficiente para la perdurabilidad de una empresa . La empresa necesita indispensablemente de una persona emprendedora .

Uno de los enfoques que se han seguido para describir la personalidad emprendedora, es la mención de rasgos que la caracterizan . Eso es útil, pero hay que tener la prudencia de no recorrer tales listas diciéndose “lo tengo, no lo tengo”. Siempre cabe la posibilidad de que las circunstancias hagan emerger rasgos de emprendedora en una persona que no los había manifestado.

La personalidad emprendedora tiene una clara necesidad de logro. Necesita hacer cosas . Necesita concluir asuntos. Necesita plantearse retos y acometerlos. No se siente cómoda en la contemplación o en el pensamiento abstracto. Cultiva la acción con propósito, en vez dedivertirse con la acción que carece de finalidad. Es hacedora, más que juguetona.

La persona emprendedora está consciente de las posibilidades que tiene de influir sobre las cosas, de modificar el medio. Espera más de su propia acción que de sus lamentos. Su conciencia de la realidad y su experiencia la han hecho desarrollar una ética según la cual no se puede esperar obtener fruto donde no se ha sembrado y “es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad”.

En toda persona emprendedora hay una cierta parcialidad a su favor, la cual la lleva a encontrar múltiples argumentos a favor de sus puntos de vista .La afirmación de que “Lo que es bueno para la General Motors es bueno para los Estados Unidos” es un ejemplo de esa parcialidad a su favor, procedente de una percepción selectiva que resaltalo que favorece su punto de vista . Mientras que los contemplativos se debaten entre los pros y contras de su propio punto de vista, los emprendedores dan por bueno aquéllo que quieren, se concentran en los pros y echan para adelante .

Esos arrancadores, por así llamarlos, se ven complementados por la persistencia. La persona emprendedora no toma un no por respuesta. No entiende con un mal modo . No se distrae con respecto a lo que quiere hacer . Una vez que ha visto que lo que quiere es posible y que además siente que es bueno, concentra todas sus energías, todo su tiempo,en realizarlo contra viento y marea .

Algunos piensan que los emprendedores están dispuestos a arriesgar más que el resto de las personas, pero eso no es así. La persona emprendedora no es temeraria. Tampoco es pusilánime. En lo que se distingue es en su actitud ante el riesgo. En tanto que al temerario el riesgo lo seduce y al pusilánime lo ahuyenta, a los emprendedores los conduce a pensar. Es lo que se llama calcular los riesgos. Quien cuando evalúa un negociopiensa sólo en lo que puede ganar, no está calculando riesgos. Lo mismo que quien sólo piensa en el costo de participar en el negocio y en lo que podría perder. Losemprendedores saben que hay un costo en intentar y que el intento puede culminar en pérdida o en ganancia y saben calcular cuánto están dispuestos a arriesgar, ante tal conjunto de ganancias y pérdidas sujetas a una determinada probabilidad .

No sólo el mundo de los negocios, sino la academia, la política, la ciencia, la educación, el servicio a la comunidad, están a la espera de personas que dejen la huella de su acción y que hagan exclamar ¡ por aquí pasó una persona emprendedora!

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *