Oportunidades

Publicado en La Nación el 1 febrero, 1999
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , , , , ,

Para crear una empresa, lo primero es detectar una oportunidad. Una necesidad insatisfecha del todo o satisfecha de manera deficiente, representa una oportunidad . Las oportunidades interesantes no son las de ayer. Esas casi siempre están atendidas. Las importantes son las que se vislumbran. Son las oportunidadesdébiles de hoy y que serán suculentas mañana . Veamos un ejemplo: en los próximos años, el número de ancianos será mucho más grande que en el pasado. En el pasado, la oportunidad estuvo en la cantidad de niños que nos trajeron las altas tasas de natalidad. Los pediatras inventaron en esa época, algo que fue muy beneficioso para la población y para ellos: la consulta del niño sano. En mis tiempos de niño, se nos llevaba al médico sólo en caso de enfermedad grave. A partir de los sesenta llevamos al médico a nuestros hijos casi para obtener una ratificación profesional de lo bien que los estábamos criando. Pues ahora una oportunidad -esta vez para geriatras- sería la consulta del anciano sano. Y así como ese servicio, muchos otros relacionados con esa edad representarán oportunidades de negocios.

La detección de necesidades es una actividad creativa. No se trata de repasar un catálogo para encontrar necesidades insatisfechas. Hay que construir algo nuevo. Imitar es otra cosa . En algunos cursos sobre empresaridad que conduje en la Universidad de Costa Rica pedía a los estudiantes que fueron por el campus tratando de detectar necesidades importantes de sus habitantes y que luego inventaran productos o serviciosque las satisficieran.Volvían con listas muy creativas en las cuales se encontraba desde la creación de espacios para que grupos pequeños se reunieran a charlar o estudiar, hasta la información sistemática sobre todos los eventos académicos y culturales que tendrían lugar en esa semana .

Hay un método para detectar necesidades, el cual consiste ensegmentar las edades de las personas y las horas del día. Hay segmentos de edades de 0 a 5, 5 a10, 10 a 15 , etc.y segmentos del día tales como:antes de desayunar, al desayunar, al transportarse al colegio y oficina, durante el almuerzo, al volver del colegio y oficina, al cenar, después de cenar, al irse a la cama . Entonces se pueden combinar segmentos y hacerse preguntas muy específicas tales como: qué necesita una personita de 0 a 5 años al irse a la cama . Luego se pone a volar la imaginación y salen cosas como: ropa de cama, música arrulladora, cuentos grabados, una chica que lo cuide cuando sus padres están ausentes, intercomunicador con sus padres, iluminación automática en caso de que se levante por la noche . Haga el lector el ejercicio de detectar necesidades o productos para el adulto de 30 a 35 para después de cenar.

Cuando una sociedad se complica, por las distancias, las dificultades de transporte, o el trabajo de ambos cónyuges, surgen necesidades nuevas . ¿ Se contratará a alguien que asistaa una reunión escolar a la que el padre no puede asistir porque tiene una cita con un cliente y la madre tiene reunión de junta directiva en la empresa de la cual es gerente ? ¿ Quién hará las “vueltas” que ahora hacemos tomando tiempo de nuestra horas de trabajo, cuando la competencia haga imposible tomarlas ?

Cuando se utilizara de manera sistemática un método como ese, dejarían de ocurrir las repeticiones que han llevado a que abunden los minisupers de cochera -versión moderna de la pulpería-o a que un uso importante del tiempo en los lugares de trabajo, sea atender a los múltiples vendedores de ropa,cosméticos y alimentos enlatados. “Meterse en algún negocio”no es pues, un asunto de plata o de conocimiento, sino fundamentalmente un asunto de inventiva, de creatividad, de innovación .

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *