Gánatelo

Publicado en La Nación el 9 noviembre, 1998
Categoría: Contribución
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

En la escena de combate en el puente, en la película “Rescatando al soldado Ryan”, el Capitán Miller, a quien la vida se le escapa , repasa los múltiples sacrificios en los que él y sus hombres han incurrido para hacer volver a casa a Ryan. Le dice entonces, con una expresión de dulzura y de resignación : “!Gánatelo¡” y quizápor falta de aliento no le dice también “!Merécelo¡”, “!Hazte digno de todo esto¡”. Cincuenta años después, Ryan junto con su familiarememora esta escenay con profunda emoción le pregunta a su esposa: “¿He sido yo un buen hombre ?” .

Newton decía que había logrado ver más allá que sus contemporáneos porque se había encaramado sobre los hombros de otros sabios.Henry Ford alude en su epitafio a que siempre estuvo rodeado depersonas superiores a él . Vivimos dentro de una red, recibiendo cantidad de influencias beneficiosas, de ayudas intencionadas o no, beneficiándonos de lo que otros hacen o hicieron . En el pan de hoy, nos beneficia tantoquien sembró el trigocomoquien lo horneó esta mañana . Si visualizáramos a dónde va a ir a parar el impacto beneficioso de nuestro trabajo de hoy, tendríamos en ello una fuente de auto-motivación .

Igual cosa ocurriría si pudiéramos tener conciencia de las ventajas que nuestras circunstancias ofrecen. Entre tener un puesto y estar desocupado, hay un mundo de diferencia. Lo mismo entre tener salud o estar enfermo, entre tener unas destrezas o carecer de ellas. Un amigo dice que hay que emprender cosas con diligencia, porque un día estaremos bajo dos metros de tierra. Lúgubre pensamiento, pero juicioso reto.

Se dice que la obligación social más importante de las empresas es hacer un buen uso de los recursos. Es saludable que desaparezca la empresa ineficiente porque perjudica a la sociedad ya que impide que otras empresas utilicen esos recursos con mayor beneficio para todos . Este pensamiento, aplicado a la persona individual, también podría dar lugar a reflexiones que resultarían motivadoras. ¿ Hacemos un buen uso de nuestra salud, de nuestra energía, de nuestras facultades intelectuales y emocionales ? ¿ No le estamos fallando a alguien -o a muchos- si utilizamos esos recursos ineficientemente ?

En estos días del Mitch, saltan a la vista todas las circunstancias ventajosas que tenemos con respecto a los otros centroamericanos, tan azotados por el fenómeno. Pienso si esa ventaja podría motivarnos a producir un poco más, a poner un poco más de esfuerzo en el trabajo diario, tan sólo al imaginar la cantidad de energía que estaríamos poniendo en acción solamente para sobrevivir, si fuéramos habitantes de uno de esos países tan golpeados .

Un autor a quien citoen los talleres sobre el manejo del tiempo, recomienda hacerse con frecuencia la siguiente pregunta : ¿ Estoy haciendo un buen uso de mi tiempo ahora ?. La respuesta negativa conduciría a un cambio de actividad, con lo cual mejoraría el uso del tiempo . En términos más dramáticos, recordemos una antiguainscripción en los relojes de las torres de las iglesias : “Todas hieren. La última mata”, lo cual constituye un recordatorio sobre la finitud de nuestro tiempo .

Hay libertad para participar muy orondos en el “viernes de moda” mientras los vecinos no tienen donde pasar la noche. ¿ Pero será eso ético ?¿Serán las buenas circunstancias – paz, salud, bienestar – un regalo gratuito o habrá que merecerlas haciendo un buen uso de ellas ? El trabajo no es pura transformación de la energía en cosas, sino que es un fenómeno también ético. Tal vez un día nos motivemos pensando que puesto que se nos ha dado mucho, tenemos que exigirnos mucho.Tal vez un día nos movilicemos al preguntarnos¿ Estoy siendo un buen ser humano ahora ?

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *