Querer no es poder

Publicado en La Nación el 24 agosto, 1998
Categoría: Artículos
Etiquetas: , ,

Temprano en los cuarenta y los cincuenta, cuando los niños de entonces enfrentábamos alguna dificultad, siempre los mayores nos alentaban diciéndonos que “querer es poder”. Buena intención. Y buena actitud esa de pensar que querer es poder, si nos lleva a preguntarnos si hemos querido

-e intentado seriamente- lo que no estamos pudiendo. Pero mala creencia si nos oculta lo que el pensamiento estratégico tiene como una de sus premisas: no hay que intentar lo que el medio no hace posible o aquéllo para lo cual nuestra dotación de recursos no es suficiente.

El término “estrategia” es de origen militar. El estratega era el general. Laestratagema significó originalmente maniobra, ardid militar y posteriormente trampa, artimaña. Orígenes estos que quizá inspiraron esa jocosa definición : Estrategia es seguir disparando para que el enemigo no se de cuenta de que nos quedamos sin municiones.

¿ Qué hace hoy en día – o qué debería hacer- una empresa que quiere realizar un cambio importante en sus productos, en sus mercados, en su forma de financiarse, en sus prácticas ?¿ O una persona que quisiera tomar una decisión importante sobre su carrera, su estado civil, su situación laboral ?

Primero, se dan cuenta de que hay circunstancias que no pueden manejar, que están fuera de su control y otras que sí puede manejar, que están bajo su control. A las primeras las llama elementos del entorno o del ambiente. Y a las segundas las podría llamar elementos del interno, adjetivo que deliberadamente uso sin sustantivo.

Los elementos del entorno -los no controlables-pueden ubicarse en dos clases. Hay unos que denominamos oportunidades porque al tener acceso a ellas mejoran la situación de la empresa o la persona. Pensemos por ejemplo en un buen colegio para un chico de quince años o en una nueva urbanización para quien tiene en las cercanías un negocio de abarrotes.A otros los denominamos amenazas yoperan totalmente a la inversa que las oportunidades. Son la manzana del Paraíso.Entrañan un peligro para la supervivencia saludable de la empresa o la persona .

Los elementos del interno – los controlables- son de dos tipos. Hay fortalezas, las cualesson capacidades o rasgos que ayudan a la persona o a la empresa a desarrollar sus acciones. Para alguien que quiera ser arquitecto es una fortaleza su sensibilidad ante el espacio y ante las formas. Para quien quiere ser ingeniero estructural, su habilidad matemática es una fortaleza . Hay debilidades , las cualesson rasgos o características de la persona o empresa que obstaculizan su desempeño. Un local desagradable para un restaurant, la falta de disciplina de trabajo para un estudiante, serían ejemplos de debilidades.

Esas cuatro palabras -fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas- , con sus iniciales dieron lugar al término FODA para designar el análisis de esos elementos. No hay que hacer un FODA para decidir qué hacer el próximo fin de semana . Hay que reservarlo para las acciones estratégicas, esas cuyo resultado va cambiando profundamente a la empresa o a la persona, como por ejemplo, lanzar nuevos productos, aliarse con otra empresa, emprender en nuevos mercados, cambiar la planta industrial. O en el caso de una persona para lo relacionado con elegir profesión, cambiar de estado civil, cambiar de empleo o cuando se trata de cualquier otra forma de cambiar radicalmente el rumbo que lleva nuestra vida.

El análisis FODA nos dice que querer no es poder. Si no se quiere, no lo lograremos. Si sólo se quiere, no necesariamente lo lograremos. Para lograr resultados es cierto quehay que querer. Pero además hay que ser realista en el querer . El ambiente tiene que ofrecer oportunidades .Por más que se quiera alcanzar una quimera, no se la alcanzará. Y es necesario también que la persona o empresa pueda intentar lo que quiere, porque su juego de fortalezas y debilidades se lo hacen posible.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *