Falsos objetivos

Publicado en La Nación el 11 agosto, 1997
Categoría: Artículos
Etiquetas: , , ,

Cuando hace varios años Peter Drucker dijo que el objetivo de la empresa no era hacer una ganancia, encontró mucha incomprensión y resistencia. Decía entonces que el objetivo de la empresa era hacer un cliente. Hacer un cliente implica crear un servicio o un producto que satisfaga una necesidad. Este objetivo es de mayor jerarquía que el hacer dinero. Lo de obtener ganancias, dice él, viene como consecuencia de hacer un cliente. ¿Entonces – podría preguntarse alguien – no es importante para la empresa hacer ganancias ?La respuesta es que sin ganancias no hay empresa. Su supervivencia depende de que las ganancias le permitan operar, desarrollarse, pagar por los recursos, emprender en investigaciones e innovaciones. Pero la empresa que pusiera la ganancia como objetivo supremo, acabaría descuidando al cliente, intentando el beneficio de corto plazo, perdiendo de vista la supervivencia a largo plazo . Como diríamos ahora, podría ser eficiente, pero no sería sostenible.

Igual sucede con otros objetivos muy populares hoy. Tomemos el tema de la imagen. Es legítimo que una empresa que está haciendo las cosas de manera excelente, aspire a que eso sea conocido por el mayor número de posibles consumidores . Lo que ya no suena correcto es que una empresa que no lo está haciendo de manera excelente, quiera, a través de una campaña de imagen hacer creer otra cosa. Eso es manipular al público y ocultar la realidad. Eso es engañar: hacer pasar como verdadero lo que es falso.

Las personas físicas, al igual que las empresas, también pueden enredarse en los mecates de tomar como objetivos superiores, lo que son objetivos subordinados o de tomar como fines, lo que sólo son medios.Así como en la empresa, el fin de más alta jerarquía es la supervivencia a largo plazo, la persona física, tiene como fines en el mundo, la supervivencia y la felicidad. El primer y más gordo enredo en que incurren algunas personas esla confusión entre tener y ser. El automóvil, la vivienda, los viajes, la educación, el puesto, son fines, no medios.

¿A qué vamos al gimnasio ? El aspecto físico es importante. Sin una buena condición física no hay supervivencia ni hay felicidad. Pero la buena condición física se logra con mucho menos esfuerzo y sobretodo con mucho menos concentración que la meta de llegar a tener un cuerpo como el de un”maripepino” .

El buen juicio dice que hay que comer para vivir y no vivir para comer. No obstante, al igual que la desnutrición reduce la posibilidad de supervivencia y la felicidad de grandes masas de población en el mundo, la sobrenutrición llena los hospitales de pacientes cardiovasculares. De nuevo, una confusión de objetivos.No recuerdo quién decía que “la persona es aquéllo sobre lo que piensa todo el día”. Cuando en una empresa la temática es el servicio al cliente la supervivencia a largo plazo está más asegurada que si todo el día se hablara de utilidades . Por eso resulta sospechoso cuánto tiempo ocupa el tema del comer en nuestra conversación habitual. O estamos permanentemente hambrientos, o tenemos el comer ubicado como fin y no como medio.

Así como las empresas sobreviven cuando satisfacennecesidades de sus clientes y de esa manera obtienen una ganancia, las personas que mantienen relaciones maduras con otras obtienen la ganancia de la popularidad.Pero vivir en comunidad no tiene como fin la popularidad, sino el servicio, el apoyo que se pueda dar a los demás .Es grato ser “popular” entre la pareja y los hijos. Pero la finalidad de lo que hacemos con ellos o para ellos no es esa popularidad. Es grato ser popular en la empresa , pero la finalidad esser un miembro productivo de los grupos de trabajo en los cuales participemos. El reconocimientollega tarde o temprano a quienes se dedican a servir, no a quienes lo buscan como finalidad .

Es importante,tanto en la vida de las empresas como en la de las personas,saber qué es lo que hay que buscar primero y qué es lo que viene por añadidura.

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *